AgendaCita Directa

“Nuestra música es maravillosa y somos los encargados de darla a conocer”

Saltando

“Conocer ciertos lugares es maravilloso y hacerlo como artistas centrales, es sin duda un privilegio inolvidable”, comenta el director de La Cantoría.


Según la anécdota popular, un turista que pasea por Nueva York le pregunta a un neoyorquino cómo hace para llegar a Carnegie Hall, el célebre recinto de conciertos, y el neoyorquino le responde: “Practicando, practicando”.

La Cantoría de la Merced nace en 2004, bajo la dirección de Santiago Ruíz y con el apoyo de Fray Pablo Ordoñe. Al repasar el historial del coro, cae de maduro que esta excepcional oportunidad de cantar en el Carnegie Hall es el resultado de un trabajo sostenido, que persigue objetivos grandes: “afrontar nuevos desafíos y aprendizajes, explorar el repertorio coral de todos los géneros, estilos y épocas, y aspirar a ser un coro reconocido internacionalmente por su versatilidad”, tal como dice su presentación en sociedad.

Esta presentación tiene un mérito extra, dado que surgió de un concurso internacional de coros, organizado por la Editorial Boosey and Hawkes y el compositor británico Karl Jenkins. De acuerdo a las reglas del concurso, los participantes subieron sus versiones de alguno de los Motets de Jenkins. A partir de ahí, el compositor eligió un coro al que le escribió una obra a capella, que será estrenarla en el Carnegie Hall. De esa forma, la Cantoría de la Merced ganó la competencia.

La fecha indicada es el 16 de Enero de 2017. “Lo que particularmente me gustó de este coro, fue la interpretación totalmente inesperada y diferente a todo lo que he escuchado. Una fluidez emocional única”, fundamenta Jenkins.

Por estos días y hasta muy cerca de viajar a Estados Unidos la Cantoría de la Merced está dedicada a solventar los gastos que demandará la gira. Clásica Córdoba entrevistó a Santiago Ruíz sobre el evento, que llevará el nombre de Córdoba a una de las más destacados centros musicales del mundo.

– Pyotr Ilyich Tchaikovsky fue el invitado de honor que ianuguró el Carnegie Hall ¿Qué pensamientos se cruzan en vos, músico, al saber que vas a estar en esta sala?
– Para mí siempre lo central ha sido la música y creo que cualquier auditorio y cualquier público merece el mismo respeto y entrega. Pero sin duda saber que se pisará un escenario tan especial, por el que han pasado tan grandes maestros, es particularmente emocionante. Llegar a conocer ciertos lugares es maravilloso y poder hacerlo pisando el escenario, como artistas centrales, es sin duda un privilegio inolvidable.

– ¿Cuál será el repertorio que llevarán? ¿Por algún motivo especial ha sido esa la elección del repertorio?
– El repertorio será variado, reflejo del trabajo habitual de la Cantoría de la Merced, pero nos enfocaremos en la música de Córdoba, de Argentina y de América Latina. Creemos que es lo que más sinceramente podremos ofrecerle a los públicos norteamericanos, y lo que sin duda más les gustará escuchar. Nuestra música es maravillosa, tenemos grandes compositores y arregladores, y somos los encargados de dar a conocer eso al mundo. Sin duda también llevaremos obras del repertorio “universal”, pero con nuestros colores impresos.

– Para costear el viaje están haciendo algunas acciones que involucran a la comunidad ¿Es así?
– Efectivamente, hemos comenzado la captación de fondos, la gestión de apoyos institucionales, oficiales, etc. Es un largo camino y los costos son muy grandes. Pero estamos decididos y lo concretaremos. Por el momento, tenemos algunos objetivos pendientes para esta temporada: como implementar un nuevo uniforme de gala que llevaremos al Carnegie Hall, daremos un concierto en noviembre en la Ballena Azul, junto a la Barroca del Suquía. Estamos generando todo tipo de alternativas, que nos permitan en los próximos meses comprar los pasajes. Toda ayuda de la comunidad local y nacional será bienvenida.

– ¿Van a aprovechar esta actuación para hacer una gira por Estados Unidos?
– Claro. La actuación será el disparador  de una gira de tres a cuatro semanas, que espera pasar por universidades y coros de la zona de New York (Connecticut, Manhattan, Jersey, eventualmente Boston, etc). Planeamos dar talleres sobre música argentina y americana (la labor docente es algo que me apasiona y he tenido la fortuna de dar un par de talleres internacionales con hermosos resultados, y la Cantoría es un coro piloto ideal para este tipo de cursos), brindar numerosos conciertos y nutrirnos de todas las experiencias y repertorios posibles durante el viaje.

 Laudamus Te, Motets, de Karl Jenkins, intérprete La Cantoría de la Merced

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.