Cita Directa

Luciano Casalino está de vuelta

LucianoCasalino

Violinista y arreglador. Ama el folklore y brilla con luz propia en el universo de la música clásica (Fotos Roque Marguch)


La Universidad de Colonia, Alemania, es una de las más antiguas universidades de Europa, fue fundada en 1388. Conseguir una vivienda estudiantil en Colonia no es fácil, y los alquileres son altos. Ingresar a la universidad tampoco es sencillo. El violinista cordobés Luciano Casalino alcanzó una de las escasas cuatro plazas vacantes para ingresar a la Licenciatura en Música, entre un total de 160 aspirantes. Ingresó en 2011 y en enero de este año, Casalino obtuvo la licenciatura en la especialidad de Violín Solista y Música de Cámara.

Repasemos la carrera. En sólo dos años, Casalino aprobó materias como historia, armonía, audio, contrapunto, etc. De esa manera, despejó el horizonte para dedicarse enteramente al estudio del violín; cosa que así aconteció. Mientras continuaba sus estudios, consiguió un cargo en la academia de la Filarmónica de Essen. De este modo participó en el 50 por ciento de los conciertos de las temporadas 2013 y 2014 con esa orquesta, además accedió a una clase semanal con un miembro de la filarmónica, lo que acrecentó su especialización en el estudio del violín. El promedio de tiempo de estudio dentro de la academia es de 10 horas diarias. Con la Filarmónica de Essen, el músico tocó en más de 120 funciones por temporada, entre conciertos, ópera y ballet.

Durante el receso en las universidades de Alemania, los mejores estudiantes de música de las diferentes casas de estudio tienen la posibilidad de forman parte de la Orquesta Filarmónica Juvenil (Junge Deutsche Philharmonie, en alemán), luego de una exigente selección. Y Casalino formó parte de esta agrupación. Los proyectos que lleva adelante esta orquesta son “gigantescos”. Strauss y Mahler son frecuentes en los programas y los solistas que actúan como invitados con la joven orquesta son figuras mundialmente célebres. Los ensayos pueden ser en un castillo o e algún sitio acogedor fuera de los centros urbanos. Los músicos ensayan de lunes a domingo y las prácticas duran unas 9 horas. Los músicos no reciben una paga por este trabajo, pero la experiencia con el conjunto y el trato con los directores y solistas que la acompañan no tienen precio. En opinión de Luciano Casalino, la Orquesta Filarmónica Juvenil de Alemania está en el mismo nivel que la reputada Orquesta Filarmónica de Berlín; “el secreto está en la juventud de sus miembros”, señala el cordobés. En 2013, la Universidad de Colonia junto al Servicio Alemán de Intercambio Académico (organización promotora del intercambio internacional de estudiantes y científicos más grande del mundo) premiaron a Luciano Casalino como alumno más destacado en su materia. A raíz de este reconocimiento, el músico tocó Pampeana N.1 para violín y piano, de Alberto Ginastera, ante un selecto público.

Las bases

Hay un lazo familiar que es fundamental en la vida profesional de Luciano. Se trata de Gerardo Casalino, un experimentado y prestigioso pianista, a quien el joven reconoce como guía y maestro de primeras notas. El pianista le transmitió algo que hoy caracteriza al violinista y es su habilidad para la lectura a primera vista. Además, estudió con profesores particulares, como por ejemplo, Néstor Alvarez, Fabricio Valvasori y Finlay Ferguson. Durante su estadía en Europa, estudió también con el húngaro Barnabás Kelemen y con la alemana Ingeborg Scheerer.

Luciano Casalino es un apasionado en la tarea de arreglador musical y un estudioso de la composición. Su método es el ensayo y el error. Como un Borges que busca la palabra precisa, Casalino puede escribir, tocar, borrar y reescribir hasta estar satisfecho con el trabajo. De esa manera, concibió los arreglos de El señor de los anillos, de Howard Shore, para quinteto de cuerdas que interpretó junto a Leandro Liuzzi, Marcos Palacios, Mauro Gentile y Gustavo Garrigos. El propio compositor y saxofonista canadiense, autor de la célebre banda sonora, escuchó la grabación y tomó contacto con Casalino para felicitarlo por los arreglos. Entre líneas, el arreglador adelanta que está reescribiendo esa partitura con arreglo para la Orquesta de Cuerdas Municipal.


 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.