Noticia

Locura de amor

graciela-oddone-y-esamble-de-cuerdas-01

La soprano Graciela Oddone e intérpretes de la antigua poesía amorosa/ Foto Clásica Córdoba

A fines del siglo XVI, en tiempos del primer barroco, hubo una corriente filosófica y estética que discurre acerca de la música y el amor. Un brillante concierto para voz soprano y acompañamiento de instrumentos tradicionales, titulado Folled´Amore (Loco de amor) conmovió por belleza, técnica y elocuencia al público que colmó la Iglesia del Monasterio de San José de las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa, Independencia 128, en una nueva entrega del Festival de Música Barroca Camino de las Estancias,que organiza la Agencia Córdoba Cultura.

La iglesia estaba colmada cuando el anfitrión, Guillermo González, se hizo presente en el altar del templo, construido entre los años 1753 y 1758, y dio las palabras introductorias al programa de la fecha, con la claridad y precisión que caracterizan su discurso.

“Se trata de un trabajo que pone en primer plano, dijo Guillermo González, las habilidades técnicas y artísticas de la formación, cuidadosamente organizadas para conseguir el máximo efecto en el oyente”. Lo que así aconteció.

Un sonido fiel, producto del conocimiento, notable técnica de ejecución de los instrumentistas, y una soprano con voz penetrante e histrionismo convincente, dieron por concluida otra jornada del festival.

“El concierto explora la influencia de Cupido y sus caprichosas andanzas en las pasiones más profundas e inherentes a los hombres. Los compositores elegidos exploran de manera única las palabras de la más alta literatura de los siglos XV, XVI Y XVII en Italia”, precisó el anfitrión y elemento fundamental de la organización de este festival, cuyo dirección artística es de Manfredo Kraemer.

Folled´Amore fue interpretado por Juan Manuel Quintana, pardessus de viola de cinco cuerdas y viola da gamba bajo, Hernán Cuadrado, viola da gamba bajo, Miguel de Olaso, guitarra barroca, archilaúd, y Sergio Casanovas, teorba, y dirección musical.

Ultimas funciones

Esta es la edición número 15 del festival, que continúa el viernes 4, a las 20.30, con Fola, música tradicional irlandesa, en la capilla doméstica de la Estancia Jesuítica de Colonia Caroya, Av. 28 de julio 365, ejecutado por Carolina Arango, violín irlandés; Pamela Schweblin, gaita y flautas irlandesas; y Maximiliano Villalba, guitarra, bouzouki y banjo.

El festival cierra el domingo 6, a las 20, con dos exponentes de la preciosa música barroca, Michel-Richard Delalande y de Georg Friedrich Händel, en un programa de grandes salmos, interpretado por La Barroca del Suquía, el Coro de Cámara -que conduce Gustavo Maldino- y los solistas vocales Natalia Salardino, soprano; Cecilia Leunda, soprano; Pablo Travaglino, alto; Matías Tomasetto, tenor; y Norberto Marcos, barítono. Manfredo Kraemer está a cargo de la dirección general.

 

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.