Noticia

Amor por la música

Un instante de una jornada muy especial para los chicos en tratamiento médico / Foto Orquesta Ginastera

Hace unos días, la Orquesta Sinfónica Alberto Ginastera recogió la gratitud de un grupo de niños que viven transitoriamente en la Casa Ronald McDonald, un lugar que da albergue a pequeños que atraviesan tratamientos de salud crónicos y cuyos mayores no tienen recursos suficientes para trasladarse a un hospital periódicamente. Los integrantes de la joven agrupación formada en 2015 coincidieron en el lugar con sus instrumentos, pizarras y tizas, y se llevaron el reconocimiento de las niñas y los pequeños que un aplauso en su carrera artística difícilmente pueda igualar.  

La integrante de la orquesta Mayra Tomas deja algunas impresiones de esta experiencia solidaria: “Apenas entramos a la Casa Ronald McDonald, los chicos nos seguían a todos lados. No entendían que traíamos en las manos -estuches, piano, pizarrones-. Una nena nos preguntó el nombre a todos apenas llegamos. No se despegaron de nosotros hasta que terminamos de armar todo. Cuando sacamos los instrumentos quedaron asombrados, y los menos tímidos nos pedían tocar”.

Mayra es miembro de la Orquesta Sinfónica de Córdoba, además forma parte del Cuarteto de Cuerdas Ginastera. Con años de trayectoria en grandes y pequeños escenarios, la artista está acostumbrada al aplauso, pero el contexto de este aplauso es diferente. “La sensación que nos queda es de pura alegría. Te das cuenta que los chicos están viviendo una experiencia única. Su primer contacto con  el instrumento  fue con nosotros y una se queda muy contenta porque siente que logró sacarlos de la rutina del médico y de los análisis. El día que iba a ser como otros días, se transformó en algo inesperado que los sacó de la realidad que ellos están viviendo, aunque sea por unas horas”, comenta.

De esta forma, acercando la música y sus instrumentos a quienes necesitan una caricia en el alma, la Orquesta Sinfónica Alberto Gianstera dio por finalizado el primer semestre de la temporada antes de iniciar sus vacaciones. 

“Para la segunda mitad del año nos quedan dos conciertos en el Centro Cultural Córdoba, un lugar que es como nuestra casa, además participaremos en el encuentro de orquestas y bandas juveniles Córdoba en Concierto, en septiembre, también otros dos conciertos con solistas invitados y dos actividades solidarias más: una en el Hospital de Niños y una campaña y concierto para juntar juguetes, útiles y alimentos para familiares de niños alojados en la Casa de Ronald McDonald”.

Santiago Pisano está a cargo de la dirección musical de la orquesta, mientras Mariano Javier Sauco, su anterior director artístico, estudia en Alemania.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.