Cita DirectaCrónicas

Carlos Santi: “El talento sin trabajo no existe”

Un grupo de estudiantes toca instrumentos de viento bajo la sombra de un árbol, una tarde soleada y un tanto calurosa en la Universidad Provincial de Córdoba. Carlos Eugenio Santi, ingresa al Conservatorio Félix T. Garzón y camina con pasos largos y pacientes por uno de los pasillos del lugar. Trae una guitarra enfundada en un estuche gris. Hace unos días el docente y concertista de guitarra llegó de Estados Unidos, donde concretó una enriquecedora experiencia profesional.

La estadía en aquel país puede resumirse en cuatro partes, a saber: la participación en el Festival Guitarraganza en la ciudad de Modesto, California; la firma de un contrato con la agencia de representación artística de Dan McDaniel; una participación en el Salón Internacional de Guitarra;  y el encuentro con el maestro Sergio Assad -notable guitarrista a quien Astor Piazzolla dedica Tango suite para dos guitarras-, admirado por el músico y docente del conservatorio ubicado en la Ciudad de las Artes.

Junto a McDaniel
Luego de cumplir con una serie de condiciones exigidas por la agencia, el guitarrista aplicó para la empresa que representa específicamente a intérpretes de la guitarra clásica. Dan McDaniel fija una serie de requisitos, entre ellos, cartas de recomendación, publicaciones como discos o libros -Carlos Santi es autor del libro Cómo construir una interpretación-, materiales de prensa además de acreditar una actividad internacional sostenida en losúltimos diez años. Todo el material debió ser traducido al inglés.

Algunos de los representados por McDaniel son Pavel Steidl y Rovshan Mamedkuliev. Al ingresar al catálogo de esta agencia, la carrera artística de Carlos Eugenio Santi consigue una plataforma de expansión a escenarios internacionales. De hecho, el artista y Dan McDaniel firmaron un contrato mediante el cual el representante se compromete a promover al guitarrista en universidades, festivales de guitarra y otros eventos.

El jardín de las guitarras
Otro hecho importante durante la estadía de Carlos Santi en Estados Unidos fue la posibilidad de grabar en el Salón Internacional de Guitarra, “un lugar que se especializa en la compra y venta de instrumentos modernos y antiguos de altísima gama”, cuenta el músico. El valor de los instrumentos puede ir de los 15 a los 50 mil dólares.

“El año pasado, el Salón Internacional de Guitarra tuvo la guitarra de Julian Bream, el gran héroe de nuestro instrumento”, afirma el intérprete.

Cuando Carlos Santi habla del salón se entusiasma. En su visita a este jardín de las delicias que está en Santa Mónica, Los Angeles, pudo tocar instrumentos muy valiosos por su historia y materiales. “Tuve oportunidad de grabar con tres guitarras de las firmas de José Ramirez (1971), Eugenio Esteso (1930) y otra Ignacio Fleta (1969), son maderas añejadas con un tinte muy especial, realmente me quedé maravillado”, dice el intérprete. “La sala de grabación es enorme, tiene una resonancia fantástica, las guitarras parecen dulce para los guitarristas”, expresa. La primera grabación puede verse en Youtube, es Farewell del guitarrista Sergio Assad.

El maestro Assad
“La calidad de la música y de las interpretaciones de Sergio Assad ha sido para mí un punto de referencia muy alto para alcanzar”, afirma Santi. El encuentro con el guitarrista y compositor nacido en Brasil fue quizá el momento más emotivo de la estadía en Estados Unidos. “Me sorprendió su humildad y la naturalidad de su charla, como si ya nos conociéramos siendo que solamente habíamos mantenido comunicación por E-mail”, cuenta guitarrista argentino.

Durante su estadía en Estados Unidos, Carlos Santi también participó en el Festival Guitarraganza. “El festival reúne a distintos profesores de Estados Unidos y en el entorno del Modesto Junior College se realizan conciertos. Tuve la oportunidad de presentar mi libro, Cómo construir una interpretación, de tocar con distintas formaciones y al final ser parte del jurado de una competencia de guitarristas”.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.