Crónicas

Una tarde de música unió generaciones

La previa del concierto del coro Las Pequeñas Voces es muy animada. Es una manifestación del poder inclusivo de la música. Aquí están todas las generaciones congregadas alrededor del hecho musical.

Una mesa cubierta con mantel floreado de plástico con tartas, biscochuelos y gaseosas. En la plazoleta Pedro Grenon -eminente jesuita e historiador del pasado cordobés-, unos niños trepan y saltan en un cantero de piedra que rodea un bello ejemplar de palo borracho. Adultos revisan sus móviles y una pequeña ronda de mates no se detiene, mientras los miembros del coro charlan animadamente.

Román Dagna, el director de la agrupación infanto juvenil, Las Pequeñas Voces, está en todos los detalles. Pone un soporte para sostener el cartel que identifica al grupo, le recuerda algo a una de las madres que pasa cerca. También es un anfitrión nato.

Las niñas están vestidas con camisas blancas y polleras pinzadas. Los varones visten  de riguroso negro. Pasadas las 19, el director llama a los chicos “a vocalizar”. Entonces, el cuerpo vocal entra a la capilla jesuítica Quintas de Santa Ana, construida en el siglo XVII, para un momento clave antes de dar inicio al concierto. El ciclo de conciertos en la capilla es organizado por el director de coros Guillermo Pellicer.

La plazoleta reúne a padres y familiares alrededor de la música. Las charlas pasan de un grupo a otros. Hay quienes ultiman un cigarrillo, los celulares pasan a silencio y una madre paciente le pide a su hijo, una vez más, que deje de llenarse de tierra de tanto jugar.

El comienzo de la función se demora. Hay un desperfecto en el teclado que alterna un tanto el programa original, pero el coro, su director y la pianista, Gabriela Fernández, sortean el inconveniente con buen humor e ingenio.

El programa está basado en la música sacra. Una de las obras centrales del programa  Totus Tuus, María, que puede traducirse como todo tuyo, María. Este fue uno de los lemas del papa  Juan Pablo II. El coro aborda esta pieza a raíz de un pedido que le hicieron hermanas de la Basílica de La Merced, en Córdoba. La obra pertenece  al sacerdote  y compositor Florian Kolfhaus. El repertorio también incluyó obras de compositores argentinos de música coral de la actualidad, como Dante Andreo, Marcelo Valva y Ariel Ujaldon, lo cual representa un gesto de interés por repertorios nuevos por parte de la agrupación  infanto juvenil. Esto sumado a referentes obligados dentro de los repertorios corales, como Francis Poulenc, John Rutter y Gabriel Faure.

En adelante
Los próximos conciertos del coro Las Pequeñas Voces son el viernes 24, a las 20, en la Parroquia Santa Cruz -Julio A. Roca 464- junto al Coro de Niños de la Ciudad que dirige Guillermo Pellicer. El sábado 9 de diciembre, a las 20, el coro actúa con el Cordova Antique y Guarnerius Emsamble, en El marco del concierto Navideño en la Parroquia Sagrada Familia de B° Pueyrredon.

Para terminar, el jueves 21, a las 21, es el cierre de la temporada de la joven agrupación coral junto a la Orquesta de Cuerdas Municipal  y la participación del violinista, Sami Merdiniam, y la mezzosoprano, Solange Merdinian.  La actuación, quizá una de las más relevantes en la trayectoria del coro, será en la Iglesia de la Compañía de Jesús a las 21.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.