CrónicasNoticia

Los mundos paralelos de Graciela Jiménez

La pianista y compositora se reencontró en su tierra natal con los amigos, las nuevas amistades, un mate de largo aliento, y una sala de ensayo en el Conservatorio Provincial de Música Félix Tomás Garzón, totalmente diferente a la que ella conoció hace un tiempo atrás, cuando estudiaba piano en ese lugar. Las instancias del ensayo fueron registradas en audio y video.

Hacia finales de los años ’80, Graciela Jiménez transitaba por el conservatorio y tenía un trabajo en la Escuela de Música La Colmena. En paralelo, la pianista tocaba en Proyección Sur, la agrupación que integraron Fernando Tarrés, Sergio Audisio, Guillermo Rebosolán, Miguel Zulaica, Esteban Rodríguez y Goyo Boffelli.

Hace unos días, regresó a Córdoba para tocar su música con un ensamble de cámara. Sus composiciones representan un territorio de confluencia de caminos.

No es “muy amiga de las definiciones”, sin embargo Graciela Jiménez intenta una: “En algunas de las piezas mis creaciones se acercan a la música contemporánea, hay mucho de la música folklórica y de la música clásica en cuanto al tipo de construcción y ensamblaje en algunas piezas. Otras, más sencillas, están ligadas a la música folklórica. Me gusta mucho componer con las líneas melódicas y tonales de la música folklórica, pero trabajadas en otros contextos”.

El ensamble que acompañó a la pianista estuvo formado por: Sergio Audisio, flauta, Guillermo Rebosolán, saxo, Fabián Contreras, fagot, Salsa Echandi, saxo, Cristian Andrada, bajo, y Luis Barzola, en batería.

En 1988 surgió para la pianista y compositora la posibilidad de formar parte de un ensamble folklórico en una gira por España. Ella aprovechó la ocasión para llevar algunos de sus temas grabados con la intensión de mostrar su música y conseguir alguna producción. Las cosas sucedieron más o menos como ella lo esperaba. De a poco, Graciela Jiménez terminó por establecerse en España. Actualmente vive en la andaluza ciudad de Granada.

La poesía es una fuente de inspiración para la compositora. De hecho, ha trabajado sobre los Sonetos del amor oscuro, de Federico García Lorca, y sobre poemas de Alejandra Pizarnik. Amor oscuro es uno de los discos de Graciela Jiménez, inspirado en aquellos formidables poemas que escribió Federico García Lorca: “Durante años trabajé sobre los textos de El amor oscuro porque me fascina la visión que Lorca tiene del amor y su construcción de las metáforas”, comenta la intérprete.

En Granada, además de inspirarse en la poesía y abrevar en la fotografía junto al fotógrafo Antonio Arabesco. Desde 2006 pertenece al cuerpo de profesores de Música y Artes Escénicas, Junta de Andalucía.

Durante la estadía en su tierra natal, Graciela Jiménez disfruta el encuentro con sus afectos, ejecuta la música de cuando cruzó un océano y unió dos cielos y piensa en lo nuevo, El color del tiempo, el próximo disco de la pianista y compositora.

1 Comentario

  1. Encarnación Muñoz Serrano
    11 diciembre, 2017 at 1:13 pm — Responder

    Brillante. Graciela felicidades por acercarnos tu música, que es tu pasión y arte.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.