Noticia

En tierra firme

La municipalidad de la ciudad de Laborde cedió por cincuenta años un espacio a la Banda Musical Laborde para el desarrollo de sus actividades. El contrato de comodato firmado entre la Asociación Civil Banda Musical Laborde y la intendenta municipal, María Elisa Vidal, afianza un vínculo que garantiza la inclusión y proyecta el futuro de los más chicos del pueblo, algunos de ellos de familias de bajos recursos.

“La banda fue desplazada del lugar donde ensayaba hace unos 15 años atrás, por algún problema entre el padre Juán Guirula, creador de la agrupación en 1944, y el obispado. El sacerdote debió ceder el lugar”, cuenta José Ferro, actual director de la Banda Músical Laborde.

Tras la firma del contrato de comodato, Ferro subraya el acompañamiento de la Municipalidad de Laborde, sin cuyo apoyo la continuidad del proyecto iniciado por Juán Guirula no hubiera funcionado.

Unidos por la música
Cuando la banda debió abandonar su lugar de encuentro, que estaba al lado de la parroquia, los músicos suspendieron sus actividades, pero por poco tiempo.

“El director de la banda se alejó del grupo, muy ofendido por la pérdida del lugar donde nos juntábamos. Entonces muchos de los integrantes volvimos a juntarnos porque no queríamos perder una institución tan importante para nosotros. Como pudimos, salimos adelante”, recuerda José Ferro.

El padre y el maestro
Juan Guirula está considerado un forjador para el pueblo. Además de su acción evangelizadora, creó dos escuelas y la banda de música. El no sabía de música pero reunió algunas personas que lo acompañaron en el proyecto. Uno de los miembros de la banda fue Humberto Figueroa, quien terminó dirigiendo la agrupación por 60 años.

“El maestro Humberto Figueroa fue uno de los primeros alumnos de la banda. En un momento, el padre Guirula tuvo que elegir un director. No conforme con algunos candidatos, el cura le confió la batuta a Figueroa, cuando éste tenía 17 años”, cuenta José Ferro.

“El director formó una impresionante cantidad de músicos y fue un gran profesional en todos los órdenes. No solamente nos enseñó música, sino que además nos enseñó el respeto a los mayores, una disciplina de trabajo, él fue un formado para la vida”, manifiesta el director Ferro.

La asociación civil y el pueblo de Laborde realizaron el año pasado un homenaje Humberto Figueroa, de 85 años de edad. El día del Maestro fue la fecha elegida para el homenaje.

Son protagonista
“La Banda Musical de Laborde incluye a niñas, niños de 7 a 16 años de edad. Muchos de ellos vienen de familias con bajos recursos. Nosotros les damos herramientas para que tengan una posibilidad más en el futuro ”, afirma el director José Ferro.

La banda tiene una actuación importante en su pueblo natal y en diferentes encuentros anuales en localidades vecinas, como Monte Maíz, Pascanas, Escalante y Justiniano Posse. La agrupación está presente en las celebraciones de todos los actos patrios.

Laborde es la sede del Festival Nacional del Malambo y la Banda Musical es parte de este festival ya que recibe a las delegaciones de bailarines y encabeza el desfile que va desde la plaza principal hacia el predio de la danza.

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.