Noticia

Los aerófonos de Ciavattini

mauro-ciavattini-01

El músico de formación clásica, cambió el destino de su carrera profesional después de una peregrinación junto a una banda de sikuris en cerros jujeños.

Mauro Ciavattini comenzó a tocar el saxo en la Banda Juvenil de su pueblo natal, en Laborde, al sudeste de la Provincia de Córdoba. Llegado el momento, dejó el pueblo, popularmente conocido por su tradicional festival del malambo, y fijó residencia en la ciudad de Córdoba Capital.

Durante su etapa formativa sentó bases muy firmes. Realizó estudios musicales en el Conservatorio Felix T. Garzón, en la Escuela de Música La Colmena y en la Universidad Nacional de Córdoba. También estudió con los maestros Lars Nilsson, Sergio Audisio, Marcelo Moguilevsky, Bernardo Baraj e Hilda Herrera.

La vida profesional del músico estaba sujeta a la partitura. Dentro del mundo sinfónico, Ciavattini se desempeñaba como miembro de la Banda Sinfónica Municipal de Córdoba, paralelamente, dio la nota junto al bandoneonista Pablo Jaurena y el pianista Jorge Martínez, integrantes del Trío MJC.

mauro-ciavattini-03

El vientista dirige el ensamble de aerófonos, una rica gama de sonoridades va introduciendo al oyente en un paisaje que por momentos se torna metafísico.

Ciavattini cambió el rumbo y la forma de su carrera artística luego de una experiencia transformadora, que vivió en la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy. El saxofonista abandonó la música académica, se desligó de la información escrita en un texto musical y sopló las naves de su devenir artístico en varias direcciones. Entonces, la banda sinfónica la cedió el lugar a la banda de sikuris, “que es uno de los orgánicos autóctonos en el norte de nuestro país, Bolivia, Chile y Perú”. Una banda de sikuris suele estar integrada por más de 50 instrumentistas.

De regreso en Córdoba, el músico abrió un taller que luego se convirtió en la Escuela de Aerófonos Andinos, materia que enseña, además, en la Universidad Nacional de Villa María. Luego de varios viajes a las fuentes de la música andina, Ciavattini fue nutriéndose de instrumentos y técnicas, cuyo resultado un disco del ensamble camarístico de instrumentos andinos, titulado Cañaveral. El disco se presenta el próximo sábado 29, a las 19, en la Sala Luis de Tejeda del Teatro del Libertador San Martín, en avenida Vélez Sársfield 365.

mauro-ciavattini-02

Sorprende la riqueza de timbres, texturas y colores que el ensamble logra crear en cada tema / Fotos Clásica Córdoba

El ensamble está integrado por sikus, tarkas, erkes, mozeños, pincullos y quenas, que tocan los músicos Lautaro Reinoso, Juan “Pela” Corbera, Safidy Ventura, Rocío Barrera, Silvio “Guli” Duje, María Luciana Contreras, Mateo Martino, Oscar Sanchez, Pablo Julián Luna y Mauro Ciavattini.

Cañaveral está dedicado al músico Isaac Soto, oriundo de Tilcara. Soto fue quien invitó a Ciavattini a tocar con su banda de Sikuris de San Cayetano, en una peregrinación de la Virgen de Copacabana del Abra de Punta Corral. “Al regresar de ese viaje, renuncié a la banda de vientos municipal y me dediqué a tocar las cañas y a formar cañeros”, cuenta Mauro Ciavattini.

La presentación forma parte del ciclo Disco es Cultura, que organiza la Agencia Córdoba Cultura. La entrada general tiene un valor de 120 pesos.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.