CrónicasNotas

Con la buena compañía de Numen


Un instante en la actuación del cuarteto en el Colegio de Escribanos / Foto Clásica Córdoba
.

Los intérpretes, el programa, la sala y la tarde de abril conjugaron perfectamente para escuchar música de cámara, a cargo de Hernán Testa y Carolina Lorenzo en violines, Gustavo Raspo en viola, y Eugenia Menta en violoncello, lo que equivale a decir, Numen, cuarteto de cuerdas.

Numen debutó en 2001, un tiempo difícil (uno más…) para Argentina, que desembocó en la renuncia de un presidente y la pérdida de vidas humanas en las calles del país en medio de la revuelta social.

El concierto del martes tuvo lugar en el auditorio del Colegio de Escribanos de la Provincia de Córdoba, en 27 de abril y Obispo Trejo, ante una muy buena cantidad de público que disfrutó de la invitación. La actuación dio inicio a un ciclo de conciertos con motivo del 102° Aniversario de la asociación que agrupa a los encargados de dar fe de las escrituras.

Solvencia, lirismo y una cuota de lucimiento individual transparentan una dilatada carrera artística que en esta temporada alcanza la mayoría de edad. Una carrera fundada en vínculos que algunos de sus miembros vienen cultivando desde la niñez, pero sobre todo en esa condición esencial del formato de la música de cámara que consiste en el placer de tocar en conjunto.

El repertorio del concierto del martes estuvo formado por el «Cuarteto americano», de Antonon Dvorak, «Los tres movimientos porteños», de José Bragato, y los tangos «Flores negras», de Francisco De Caro, y la «Cumparsita», de Gerardo Matos Rodríguez, estos últimos con arreglos del entrañable Pascual Mamone, arreglador de Osvaldo Pugliese y Alfredo Gobby.


Numen grabó un disco, dio una gran cantidad de conciertos en distintas provincias del país y encontró en el repertorio una fuerza de atracción que mantuvo en actividad al cuarteto / Foto Clásica Córdoba
.

En buena medida, el presente y el futuro del cuarteto encuentran una razón de ser en el ensayo. Hernán Testa, Carolina Lorenzo, Gustavo Raspo y Eugenia Menta se juntan a ensayar una o dos veces por semana, así haya o no obligaciones de agenda.

El trabajo con artistas a los que admiran -Marcelo Balat, Pablo Rocchietti, Pablo Jaurena, el cuarteto PuntoAr, Alberto Lepage, Fabián Contreras, Pablo de Giusto-, enriqueció y motivó la trayectoria del cuarteto.

El nuevo disco de Numen está muy avanzado. El primer registro discográfico (2010) estuvo dedicado al tratamiento de Alberto Ginastera, José Bragato y Astor Piazzolla. El nuevo trabajo también está orientado a la música argentina.

Universo Diz

El nuevo registro está consagrado totalmente a obras de Ezequiel Diz, uno de los compositores más interesantes de la literatura que conjuga la música de cámara con el tango contemporáneo. Sus repertorio orquestal y camarístico ha sido interpretado en Argentina y en el exterior. En otro orden, Diz es autor del libro “Poliarmonía, una posibilidad estética” (Universidad Nacional de Rosario, 2018).

El disco está prácticamente concluido. Fue grabado en la ciudad de Córdoba en el Estudio Antara, de Fabricio Aballay, con la dirección técnica de Néstor Alderete. El repertorio incluye la “Fantasía Tanguera Nº 2” y el “Cuarteto de cuerdas Nº 1”, la “Rhapsodia para fagot y cuarteto de cuerdas” y la “Fantasía Tanguera Nº 10”, para bandoneón y cuarteto de cuerdas.

Es importante señalar la participación de los músicos invitados, el fagotista Fabián Contreras y el bandoneonistas Daniel Binelli. “Los dos invitados son músicos de un gran nivel que suman mucho a la propuesta, Binelli, particularmente, es una leyenda del bandoneón, por lo cual es un honor para nosotros que el bandoneonista haya aceptado grabar este disco”, comenta el violinista.

“La grabación  y el trabajo con Ezequiel fue muy gratificante e interesante -comenta Hernán Testa-. Diz estuvo presente en todas las secciones, Néstor Alderete se sumó de manera muy activa en las jornadas de grabación ”.

“La preparación del repertorio nos requirió bastante trabajo previo, ya que la obras tienen una dificultad considerable, y creo que llegamos a un resultado muy satisfactorio para todos», revela el violinista. «Estamos muy contentos de haber encarado está coproducción con Ezequiel; va a ser un gran disco”, asegura Testa.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.