Cita DirectaCrónicas

Él hizo el mundo, ellos hacen la música

El oratorio que Joseph Haydn termina de componer en 1798 es en sí mismo una exaltación de la capacidad de crear de Dios y de uno de sus frutos más extraños, el ser humano.

Haydn utiliza textos de la antigua tradición cristiana, como el Génesis y los salmos, además del poema narrativo El paraíso perdido, en el que el John Milton, en el siglo 17, trata el tema de la expulsión de Adan y Eva de un mundo bondadoso y suficiente.

En la Creación de Haydn no hay desobediencia ni castigo para el primer hombre y la primera mujer que habitaron la tierra, sino que reinan la armonía y la abundancia. Gottfried van Swieten, quien apoyó económicamente a Joseph Haydn, Wolfgang Amadeus Mozart y Ludwig van Beethoven, es el autor del texto de la obra.

La pieza de Haydn, coincide la historiografía, está escrita bajo la influencia de oratorios de Georg Friedrich Haendel. En la obra de Haydn, los arcángeles Gabriel, Uriel y Rafael narran los seis de días en que fue creado el conjunto de todo lo existente. Luego, Adán y Eva nacen al mundo y viven en un estado de amor recíproco.

Para un cantante que apunta a una carrera profesional, es muy importante contar con esta obra en su repertorio. En ese sentido, Marcela Benedetti presenta la propuesta de interpretar la pieza de Haydn a los miembros de In crescendo, compañía lírica integrada por cantantes en formación con notables rendimientos en lo técnico y emotivo, que ella creó y dirige.


Marcelo Massa dialoga con los cantantes solistas

La Creación, de Joseph Haydn, viernes 12 y el sábado 13, a las 21.30, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales -Vélez Sársfield 299-. Las entradas anticipadas pueden adquirirse a 200 pesos en Rubén Libros -Deán Funes 163, local 1-.

La compañía coral viene de interpretar exitosamente el Magnificat, de Johann Sebastian Bach, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas y en el ciclo de conciertos que la Fundación Pro Arte realiza en el Colegio Nacional de Monserrat.

“Cuando nos metimos en el trabajo sobre La creación descubrimos que el manejo de las voces solistas y la construcción de cada una de las voces del coro es muy bella”, comenta Marcela Benedetti. “Cada segmento musical de la partitura es bellísimo, hemos hecho algunos ajustes sobre el libreto para evitar redundancias, esta interpretación mantiene el sentido original de la pieza”, afirma la directora.

El acompañamiento instrumental está a cargo de un ensamble de cuerdas y piano, formado por solistas profesionales de sólida trayectoria, que dirige Germán Gamón. El texto será subtitulado en simultáneo, lo cual acompañará el relato de La creación.

El oratorio es un género musical generalmente sin puesta en escena, por lo que un elemento un tanto innovador de esta interpretación será la participación en el equipo de trabajo del director teatral Marcelo Massa -Mejor Director por Cloro en la última entrega del Premio Provincial de Teatro-. En una charla aparte con los solistas, previa al inicio del ensayo, el  director teatral les dice a los cantantes que se suelten y se atrevan a brillar.


Germán Gamón, director musical, Marcela Benedetti, directora general, y Marcelo Massa, encargado de la puesta en escena.

“La preparación escénica ayuda a que el cantante se afloje y pueda decir las cosas de una manera más cercana al público, el trabajo de Marcelo ayuda a romper una barrera, muchas veces frecuente, entre los intérpretes y su público”, sostiene Marcela Benedetti.

La obra viene madurando desde hace varios meses. “A principios de año, hicimos la audición para elegir a los solistas del Magnificat, de Bach, que presentamos en abril, y al mismo tiempo los solistas para La creación, de Haydn -cuenta la directora de In crescendo-. Nos preparamos con un especialista en música de cámara y oratorio, el maestro Guillermo Ángel Opitz, quien vino a Córdoba especialmente para trabajar este repertorio, y trabajamos texto y estilo a fondo”.

“Después seguimos reforzando la interpretación del texto, diferenciando las partes del recitativo y del aria”, puntualiza la directora de la compañía lírica. “La coincidencia entre el texto y la música es impresionante, la partitura acompaña al texto de manera muy bella”, aprecia Marcela Benedetti.

Una relación similar es la que se da entre los cantantes de In crescendo y los integrantes del ensamble instrumental de cuerdas y piano, que el director Germán Gamón lleva serenamente hacia adelante con mano firme y pocas palabras.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.