Crónicas

Emociones compartidas

A un año de su fallecimiento, el maestro Finlay Ferguson reunió a varias generaciones de músicos que le rindieron un homenaje en una fresca y ventosa tarde.

El homenaje se realizó al aire libre, en la galería que da a la fuente en el Paseo del Buen Pastor, con la participaron de niños y jóvenes de la Escuela de Música Shinichi Suzuki y de la Orquesta Académica Juvenil del Teatro del Libertador San Martín, agrupación que Ferguson dirigió hasta su muerte. También se sumaron solistas y discípulos del maestro, que hoy transitan una eminente carrera profesional. El ensamble orquestal estuvo dirigido por el violinista Fernando Piñero.

A pocos metros del lugar donde estaba ubicada la orquesta, un artista callejero bailaba música de rap en la vereda del Paseo del Buen Pastor. Pero cuando el sonido de las cuerdas comenzó a hacerse oír, el artista urbano suspendió su exhibición de baile de rap y se sumó en silencio al homenaje al violinista Finlay Ferguson.

Como expresión del enigma de la muerte, la orquesta interpretó Fuga y misterio y La muerte del ángel, de Astor Piazzolla. El tango era una de sus preferencias, de hecho, Ferguson formó parte de los inicios de la Orquesta Provincial de Música Ciudadana como primer violín, cuando el organismo era dirigido por el maestro Carlos Nieto. Luego será miembro de la Orquesta Sinfónica de Córdoba, donde se desempeñó por muchos años.

El viento desprendió la hoja de una partitura que cobró vuelo hasta perderse de vista, como ofrenda exigida por el cielo en el tributo al docente, al maestro, al amigo. Nació el 28 de octubre de 1956 en Escocia.

“Creo que nos enseñó a muchos de nosotros a mirarnos adentro de nosotros mismos”, reflexionó Fernando Piñero después del aplauso que cerró el homenaje.

En el tributo también participaron, como se dijo, niños y niñas muy pequeños. “Si algo le preocupaba a Ferguson eran las nuevas generaciones de músicos, por eso decidimos invitar a los más pequeños a sumarse al homenaje”, comentó el director.

Al recordar al maestro y docente, Fernando Piñero destacó “la pasión que Finlay Ferguson puso para hacer música, cualquier causa que adoptara lo hacía con un entusiasmo extremo, por otro lado, queda su visión técnica y su interés por la formación de músicos, de público y también de instituciones”.

De esta forma, la familia de la Escuela de Música Sinichi Suzuki quiso compartir con el público en general su homenaje al destacado violinista, docente y director de orquesta, a un año exactamente de su desaparición física, el 24 de agosto de 2017.

Fotografías Clásica Córdoba.-

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.