Cita Directa

“En la orquesta trabajamos para derribar prejuicios y formar públicos”

Andrea Fusco es  correntina y dirige la Orquesta Sinfónica de la Provincia de Corrientes. Además conduce el Coro de la Universidad Nacional del Nordeste y con cierta frecuencia viaja a Córdoba donde realiza un doctorado en Artes, en la Universidad Nacional de Córdoba.

La actividad profesional le demanda gran parte del día, cuando deja la batuta en su estuche dedica el tiempo “a la familia, leo mucho, nado y hago actividades como la jardinería que me saca de la rutina”, comenta la maestra.

“La Dirección musical es un arte y la orquesta es su instrumento de expresión”, representa Andrea Fusco. Desde otro punto de vista, también “es un oficio donde la disciplina, el estudio, la planificación y diseño de estrategias para lograr resolver los problemas y alcanzar las metas propuestas son claves”, agrega.

La directora de orquesta arriba a esas conclusiones a partir de una sólida formación y experiencia, acumuladas en nuestro país y  en Suiza, Bélgica, Eslovaquia y México. Entre sus maestros, menciona a Reinaldo Zemba, en la Universidad Nacional del Litoral, y a Thüring Bräm en Suiza. Del primero obtuvo la formación de base y con el segundo la amplió el horizonte de sentidos en la labor de dirigir.

– Con relación a la Orquesta Sinfónica de Corrientes, que usted dirige desde 2007 ¿Como describe una temporada del organismo?
– La programación tiene tres caminos paralelos, los conciertos de Temporada y de Gala y la actividad de Extensión, en la que llevamos la música a escenarios fuera del Teatro Oficial Juan de Vera. En estos años, visitamos iglesias de todos los credos, cárceles, hospitales, hogares de ancianos, museos, entre otros lugares. Aquí también se incluyen los viajes al interior de la Provincia de Corrientes y fuera de ella, como la actuación en el Centro Cultural Kirchner y en Uruguayana (Brasil).
En cuanto a la temporada, se da de abril a diciembre con un concierto por mes en el Teatro Juan de Vera, una sala que posee una acústica excepcional. La programación es variada y con solistas locales, nacionales e internacionales como invitados. Nos interesan las propuestas innovadoras, como los estrenos de obras de compositores contemporáneos, la experiencia con otros géneros musicales. A propósito, destaco la experiencia de música electrónica sinfónica, y los espectáculos con Armando Manzanero, José Carreras, Lito Vitale, entre otros artistas. También intentamos hacer una ópera por año. En marzo es habitual que hagamos un concierto de Pretemporada en la calle, bajo las estrellas, con el Teatro Vera de  fondo, al que se da cita muchísima gente.

“Es muy importante la formación de públicos, por eso realizamos una intensa actividad de conciertos didácticos para escuelas. Este año montamos una obra teatral interdisciplinaria con actores y bailarines”, dice Andrea Fusco.

– Si tuviera que trazar un perfil de la actividad sinfónica y de cámara en Corrientes ¿Cuáles serían sus aspectos esenciales?
– En Corrientes hay mucho por hacer, con la orquesta trabajamos muchísimo para derribar prejuicios acerca de la música clásica y sinfónica, acercarnos al público, formar espectadores y llegar a lugares donde no se ofrece música en estos formatos. La música de cámara es mínima y debe desarrollarse mucho más. El interior de la provincia está ávido de tener propuestas culturales de calidad, sin embargo no resulta sencillo. Dentro de nuestro repertorio incluimos música latinoamericana, de la región y  chamamé, ése es un punto de acercamiento importante hacia un público que habitualmente no escucha música sinfónica, ni de cámara. Aun queda mucho por hacer y la creatividad es clave para el desafío.

– ¿Cree que la cuestión de género influye en el surgimiento de más directoras mujeres? ¿Existe una inequidad entre directoras y directores musicales…?
– Las mujeres están trabajando en espacios que tal vez antiguamente eran mayoritariamente para hombres, sin embargo, yo creo que debemos focalizarnos en lo profesional independientemente del género. En Argentina nunca sentí diferencias en este aspecto.

– En otro orden, usted está haciendo un doctorado en Arte en la Universidad Nacional de Córdoba ¿Qué puede contarnos en ese sentido?
– Hacer el doctorado es todo un desafío personal, responde a mis inquietudes intelectuales. Estoy trabajando en la tesis y dedicando todo el tiempo posible a avanzar en ello. La investigación trata sobre el nacionalismo en la música orquestal Argentina en un período determinado. Inicié el doctorado pensando en tener un espacio personal, relacionarme con profesionales de otras áreas, hablar y leer de otras cosas; ya el sólo hecho de viajar, cambiar de aire, ver otras cosas y regresar a mi lugar me ayudan a reflexionar sobre todo lo que sucede en nuestro medio, lo que nos gustaría poder hacer y maneras creativas de concretarlo.

(Fotografías gentileza de la directora Andrea Fusco)

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.