Noticia

La banda de música del pueblo

Con 70 músicos entre niños, jóvenes y adultos, y seis bastoneras, la Banda Municipal de Camilo Aldao trajo a la ciudad de Córdoba un espectáculo fuera de lo común.

Carlos Ortega no duda: “Nuestra banda es la embajadora cultural del pueblo”. Una vez finalizado el concierto que la Banda Municipal General Manuel Belgrano de Camilo Aldao dio este domingo en el Paseo del Buen Pastor, el director musical de la agrupación atiende a Clásica Córdoba en uno de los balcones del paseo cultural. Allí se realizó una nueva presentación del ciclo Vamos las Bandas!, que organiza la Agencia Córdoba Cultura con la actuación de bandas infanto juveniles de la provincia de Córdoba.

La Banda Municipal participa en todos los actos públicos del pueblo de Camilo Aldao -ubicado a 320 kilómetros de la ciudad Capital-, por lo que tiene un protagonismo en la vida social y cultural de su tierra natal. Frecuentemente, recibe invitaciones de otros pueblos, que no tienen una agrupación de música local, para participar en otros actos públicos.

Un festival

La banda de Camilo Aldao fue fundada en 1968, por iniciativa de Juan Pignochino, entonces intendente del pueblo, y de José María Pardal, su primer director y preparador. Desde hace 45 años, la banda es la principal promotora de un festival con bandas de la zona y de otras provincias, que convoca una multitud de públicos, por lo general, el último domingo de octubre o el primer domingo de noviembre.

“Al estar en el límite con la provincia de Santa Fe, por lo general, vienen bandas de Chañar Ladeado, Rosario, Cañada de Gómez, Carcarañá, y bandas de Córdoba, como Los Surgentes, Justiniano Posse, Monte Buey, Cruz Alta”, enumera Carlos Ortega.

La agrupación incluye a personas de diferentes generaciones y fomenta el surgimiento de nuevos talentos.

Con niños y adultos mayores

“Además de la formación instrumental, la banda es un gran instrumento de inclusión, pero no solamente de niños carenciados, sino la inclusión de chicos de seis, siete, ocho años, con otros mayores, a quienes se les enseña respeto, sobre todo, unión y compañerismo”, opina Ortega.

Los chicos ingresan a la banda a los cinco años de edad con tamborcito, así comienzan a relacionarse con los instrumentos y con el grupo. Después aprenden a leer y los pasamos a instrumentos de viento o percusión, según prefieran. Obdulio Nan, por ejemplo, tiene 85 años de edad y toca el saxofón.

Carlos Ortega reemplazó a Pardal en la dirección de la banda de música. Dice que tomó la posta de “crecer musicalmente y representar al pueblo de la mejor manera”, como indica la tradición.

banda-camilo-aldao-03

Tras el concierto, el director Carlos Ortega recibe el agradecimiento y el afecto sincero del público / Fotos Sergio Chalub

El ciclo

Ignacio García, responsable por parte del organismo de Cultura de la Provincia, anticipó que el organismo prevé prestar más apoyo a las bandas del interior de la Provincia durante la temporada que viene. La programación continúa con la Banda Batallón 11 en barrio Don Bosco (Córdoba) el día 10; la Banda Municipal Centenar Infanto Juvenil de Brinkmann, el 16; la Escuela de Música y Banda Mixta Municipal, el 23, y la Banda Infanto Juvenil Municipal Oncativo, el 30. Todas las funciones serán a las 18.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.