Noticia

La fórmula esencial

La búsqueda de la perfecta amalgama entre música y texto garantiza una interpretación sin fisuras, construida sobre la solidez de la técnica, para despertar la emoción del público ¿Con qué otro motivo, sino, que el de producir ese episodio único, irrepetible, que es el hecho musical?

La charla en una mesa de café, en el bar de la Universidad Provincial de Córdoba, gira alrededor del acto mismo de la interpretación. Dentro del canon que comparten los intérpretes Claudio Martin, barítono lírico, y Andrea Mellia, pianista, el dominio de la técnica es una condición excluyente antes de abocarse al estudio de las obras. Después, el entendimiento con el texto. Luego, descubierto el sentido inmanente de la obra, nace el recital.

Para ambos, la interpretación es el producto de un proceso de estudio, entendimiento y ensayo pacientes. Es un proceso de maduración para transmitir un mensaje, por eso las presentaciones de este dúo no son tan frecuentes como lo desearía el público ávido de la canción lírica y la música de cámara.

Claudio Martin y Andrea Mellia interpretan Une soirée musicale (Una noche musical) el sábado 11, a las 20, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, en Vélez Sársfield 299. Entrada general, 200 pesos. El recital es patrocinado por Bodegas Terra Camiare, por lo que habrá una degustación de vinos luego de la actuación. Organiza Beaux Arts Compagnie Artistique.

Algunas veces la audacia supera la maduración y el resultado adopta destinos inciertos. Ocurre lo contrario en la dupla que forman Martin y Mellia.

El vínculo profesional entre el barítono y la pianista nace por medio de Patricia Zanni. “Tengo la pianista justa para vos -cuenta Claudio Martin, que le dijo su maestra de música cuando éste le dijo que buscaba partenaire para montar un recital-. Andrea me miró y me dijo: ¿qué dice el texto? Era un texto de Orfeo y Eurídice, la ópera de Christoph Willibald Gluck, recuerda el barítono. Sobre lo que le conté, ella sacó la interpretación justa y los colores perfectos desde la primera vez, porque Andrea es una gran pianista con una lectura a primera vista extraordinaria. Nunca hasta ese entonces me había encontrado con un pianista al que le interesara saber qué decía el texto; esa es la esencia de la música de cámara, entenderse en un lenguaje común porque son ambos los protagonistas que se encuentran para que la interpretación tenga la calidad que se merece”.

Con relación al programa, Claudio Martin adelanta que está apoyado sobre la periodización del repertorio. En ese orden, este recital traza una vía de comunicación entre el aria del Conte Almaviva, Vedrò, mentr’io sospiro, de Le nozze di Figaro de Wolfgang Amadeus Mozart, y las Cinco canciones negras, de Xavier Montsalvatge.

La pianista Andrea Mellía tendrá una participación como solista en Cantos de España, de Isaac Albéniz, específicamente la pieza del compositor español dedicada a Córdoba.

Fotos  Clásica Córdoba

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.