Noticia

La música suena a pesar de la política, o de su ausencia

sinfonica-unc-y-lucia-03

Con un gran concierto, en el que sobresalió la obra de Mozart, la sinfónica de la Universidad Nacional cerró su temporada 2016

El público acompañó a la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Córdoba en la última función de la temporada que se va. La función tuvo lugar en el escenario natural de la orquesta, la Sala de las Américas de la Ciudad Universitaria. Como de costumbre, el programa incluyó una obra de un compositor que estudia en el departamento de Música de la Facultad de Artes. En esta ocasión, además, la orquesta interpretó dos obras del genio creador Wolfgang Amadeus Mozart. Fue un concierto impecable, como los que anteriormente la agrupación ofreció esta temporada.

Minutos antes de comenzar la función, los músicos leyeron un comunicado al numeroso público reunido en la Sala de las Américas, y reclamaron una mesa de diálogo con las autoridades de la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional de Córdoba acerca de asuntos de índole contractual, que afectan el normal desarrollo del organismo. Luego de la lectura de un mensaje conciso, claro y respetuoso, los músicos se ubicaron en sus lugares. La leyenda “Orquesta en lucha/Los músicos somos trabajadores” permaneció durante el concierto escrita en hojas blancas y pegada en el telón de fondo del escenario.

Wolfgang Amadeus Mozart compuso seis conciertos para violín y orquesta. De esa serie, los conciertos número 3, 4 y 5 están dentro de la categoría de obras maestras. Mozart escribió estas obras en el corto lapso de septiembre a diciembre del año 1775, antes de cumplir los 20 años de edad. Precisamente, el Concierto para violín y orquesta, No. 5, fue la pieza central de este concierto. La violinista Lucía Luque, solista, y compañía estuvieron a la altura de esa obra maestra, bajo la dirección del maestro Daniel Mazza. La violinista transmitió gracia, ternura y temperamento. Capturó el silencio y, al finalizar, se ganó el aplauso de la platea que obligó a la solista a volver al escenario.

El reconocimiento mutuo entre el director y la solista, que no ocultó su emoción tras la interpretación de Mozart / Fotos Sergio Chalub

Ruidos comunes
La Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Córdoba debería ser acompañada por las autoridades universitarias en cada paso de su trayectoria artística, ya que la agrupación es un orgullo para la casa de estudios, donde se forma compositores e intérpretes que alimentarán otras orquestas del país y del mundo. Ultimamente, las cosas no están siendo sencillas para la música sinfónica en Córdoba.

Días atrás, autoridades de la Provincia suspendieron las actuaciones de la Orquesta Sinfónica de Córdoba, en el marco de los festejos por la Semana de Bell Ville, y de la Banda Sinfónica de la Provincia, como parte de los festejos por el 230° Aniversario de la ciudad de Río Cuarto. Por cierto que nada tienen que ver los vecinos de las ciudades de Bell Ville y de Río Cuarto en una diferencia entre los músicos y las autoridades de la cartera de Cultura provincial, relativa a las condiciones del foso del Teatro del Libertador San Martín. Aunque, los habitantes de aquellas ciudades fueron castigados con la ausencia de los cuerpos estables en sus respectivas fiestas populares.

En cuanto al concierto que ayer dio la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Córdoba, las autoridades de la Secretaría de Extensión, paradójicamente, habrían decidido no imprimir programas de mano para los asistentes al concierto. Por esa razón, los propios músicos hicieron las veces de presentadores de las obras del programa y el público pudo enterarse, al menos así, de las piezas y autores.

En ninguno de los dos casos, resulta para nada alentador que la burocracia de la provincia y de la universidad coincidan en aleccionar a los músicos con medidas que, en definitiva, no favorecen el ejercicio de una política cultural, ya que perjudican con medidas antipáticas a los destinatarios de esas políticas, los diferentes públicos.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.