CrónicasNoticia

Salen a ponerle música a la tarde

Todos los elencos corales y la orquesta del Instituto de Educación Superior Artístico Musical Domingo Zipoli, Escuela de Niños Cantores, tomarán parte de una jornada extraordinaria de música en la peatonal de la ciudad, la que cerrará con un concierto frente a la Iglesia Catedral de Córdoba.

La actividad es el jueves 1 de noviembre y comienza a las 18 en distintas arterias de la peatonal cordobesa. A medida que terminen su actuación, los distintos elencos se dirigirán hacia la Plaza San Martín.

Los transeúntes que ese día circulen por el centro de la ciudad se encontrarán con un momento de solaz en una de las horas más ajetreadas de la tarde, y el regreso a casa será distinto.

Los puntos de referencia son la Basílica de la Merced, la Iglesia de la Compañía de Jesús, El Espacio Cultural Museo de la Mujer, la Plazoleta del Fundador, la Iglesia de San Francisco y la escalinata de la Catedral, donde se reunirá más de un centenar de artistas y docentes del instituto cuya piedra fundacional fue puesta por el maestro Herbert Diehl, en 1956, con la creación del Coro de Niños Cantores de Córdoba.

En ese punto de confluencia que es la plaza San Martín, los siguientes elencos cerrarán la jornada de extensión: La Orquesta Juvenil Domingo Zipoli, el Coro de Niños, el Coro Preparatorio, el Coro Juvenil Femenino, el Coro Juvenil Mixto, y el Coro de Padres.


La jornada tendrá como lema la Diversidad Cultural, de ahí que el repertorio contará con un fuerte componente de música de raíz folklórica latinoamericana (foto Clásica Córdoba).

La directora de la institución, Stella Maris Lescano, recibe a Clásica Córdoba en su despacho. Cuenta que esta acción en la peatonal y plaza San Martín es parte de una concepción según la cual el arte debe estar al lado del ciudadano de a pie, como de cierta manera predicó el maestro Herbert Diehl con su dedicación la música coral.

El Coro de Niños Cantores, que dirige Guillermo Pellicer, cantará además este viernes en Santa Fe y en Entre Ríos con repertorios preparados para cada ocasión. Los recursos para el viaje surgen del esfuerzo solidario de la comunidad educativa del Instituto Zipoli.

Un coro de numerosas voces y orquesta, que reunirá a unos 600 integrantes, cerrará con la interpretación de Rumi cani, de Peteco Carabajal, para recordar que “somos piedra y raíz”. El arreglo vocal es de Viviana Tabbush  y el arreglo instrumental es de Patricia Domínguez, quien dirigirá la actuación de cierre.


El Instituto Domingo Zipoli es una institución única en América Latina y una de las pocas en el mundo, cuya formación musical es una parte sustancial en el plan de estudios (foto Clásica Córdoba).

El ensayo de la pieza no es una tarea sencilla cuando se está frente a centenares de chicas y chicos, aunque tampoco es imposible. Los docentes deben llamar la atención reiteradas veces para lograr el silencio de la mayoría en el hall de ingreso al instituto.

Todos funcionan como una familia en la que hay matices y diferencias, pero capaz de alcanzar esa unidad que los hace grandes y los destaca como miembros de una institución señera en la música coral.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.