Cita Directa

Sin fundamento, pero admirable

Aunque el título del programa despierte suspicacia, el próximo concierto de la orquesta La Barroca del Suquía se sostiene sobre bases bien sólidas e innovadoras para su tiempo.

En el período Barroco, el bajo continuo sirvió como el cimiento sobre el que descansaba la obra musical. Georg Philipp Telemann, poseedor de un talento excepcional, construyó piezas musicales prescindiendo de ese basamento, al que reemplazó con la rotación de los violines.

“Este repertorio es una joya que vale la pena conocer”, asegura el director de la orquesta, el maestro Manfredo Kraemer. “El bajo continuo o el fondamento, como se solía decir tomando un término prestado del italiano, es el basamento sobre el cual se construía toda la música como edificio vertical”, formula el intérprete.

La característica en común que tienen las piezas de este programa es que prescinden del bajo. “Ese es un artificio con el experimenta Telemann y, hay que decirlo, muy pocos otros compositores experimentaron de esta manera”, agrega el destacado director y violinista.

“Las soluciones que Telemann encuentra a este desafío son muy interesantes -comenta-, y uno podría decir que es una marca registrada del compositor, quien tuvo una inmensa e inagotable curiosidad que dio pábulo a su inmensa e inagotable capacidad de producción”.

Para dar muestra de ello, La Barroca del Suquía ofrece un concierto que lleva por título Violines sin fundamento: Música para violines sin bajo de Telemann, Fux y Marini. La función es el sábado 29, a las 18.30, en el Colegio Nacional de Monserrat, Trejo y Duarte Quiros. Antes de la música, a las 17.30, Manfredo Kraemer introducirá al programa con la charla Telemann, el Vivaldi alemán. El valor de la entrada general es de 150 pesos (por Eventbrite.com) y de 200 pesos en el lugar.

Intérpretes: Hebe Asrin, Hernán Rodríguez, Huayra Bustillo, Manfredo Kraemer (violín barroco). Ciclo Sábados culturales. Monserrat en concierto. Organiza Fundación Pro Arte Córdoba.

Telemann y Vivaldi, dos portentos

“Vivaldi fue un compositor tremendamente fecundo, rozando a veces el auto plagio, lo que dio origen a cierta mala presa, me refiero a la famosa frase de Stravinsky, que dijo que Vivaldi había compuesto 500 veces el mismo concierto. Telemann se parece en este sentido a Vivaldi, ya que ha tenido una producción prácticamente inabarcable; el mismo Telemann admitió que él no podría llegar a catalogarla del todo, pero hay 600 oberturas, 12 ciclos anuales de cantantas, sinfonías conciertos, óperas, en realidad fue un compositor aún más productivo que Vivaldi. Hasta ahí llegan las similitudes. Me voy a referir a las diferencias, voy a presentar a este personaje inmenso que también sufrió “mala prensa” después que en su tiempo fue sin dudas uno de los compositores más importantes de la música alemana, un tanto opacado al lado de Bach… Podría decirse que al lado de Bach, cualquier otro compositor hubiera sufrido lo mismo.

Georg Philipp Telemann y Johann Sebastian Bach vinieron al mundo con tres años de diferencia. Telemann nació el 14 de marzo de 1681, en Magdeburgo, y Bach nació el 31 de marzo de 1685, en Eisenach (Alemania).

Sin festival Camino de las Estancias 

Las autoridades de cultura le comunicaron a Manfredo Kraemer que este año no habrá Festival de Música Barroca. Una decisión que el impulsor del encuentro que alcanzó proyección internacional no deja de lamentar.

“Hay que admitir que en el contexto tan difícil que está pasando el país habría sido asombroso que este festival no cayese, pero el festival también cayó un poco concordando con la debacle que estamos viviendo”, manifestó Kraemer.

El violinista es artífice y director artístico, desde su fundación en 2000, del Festival Internacional de Música Barroca “Camino de las Estancias”, que se realiza en el conjunto de las estancias jesuíticas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Desde sus inicios, el festival fue muy exitoso en cuanto a convocatoria de público con ubicaciones agotadas en todas sus locaciones, y por la calidad de las propuestas musicales. Los conciertos en la Iglesia de la Compañía de Jesús, en Córdoba Capital, se concretaron repletos de público.

Fotos Clásica Córdoba

1 Comentario

  1. Pauline Groussac
    21 septiembre, 2018 at 6:52 pm — Responder

    Me parece el golpe más bajo a la calidad artística de Córdoba. El Festival, que representaba lo mejor de ella, palabras mayores en la ejecución del Barroco, no está más, despues de haber vivido años ďe gloria.
    Triste por la música barroca, triste por la cultura, triste por Córdoba!!!!!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.