Noticia

“Beethoven era un rebelde, un transgresor”

Según el director brasileño Silvio Viegas, el diálogo con la orquesta es la plataforma de su trabajo / Foro Sergio Chalub

El director titular de la Orquesta Sinfónica de Minas Gerais recibe a Clásica Córdoba en una de las dependencias del hotel donde está hospedado a raíz de su actuación con la Orquesta Sinfónica de Córdoba. Tras una jornada de ensayo, aprovecha su ´tiempo libre´, por decirlo así, para estudiar. “Todo el tiempo se estudia: la partitura, el compositor, el contexto de la escritura musical; todo el tiempo”, subraya.

El concierto es este viernes 31, a las 21, en el Teatro del Libertador San Martín, avenida Vélez Sársfield 365, dentro del ciclo Aventura Sinfónica, Beethoven el Revolucionario.

En lo estrictamente ligado al programa, la orquesta ofrecerá la Sinfonía N.4 en si bemol mayor y la Sinfonía N.7 en la mayor, de Ludwig van Beethoven, el genio de Bonn. El valor de las entradas es de 100, 80, 60 y 40 pesos.

Al referirse al programa, el director se enciende y se sincera a la vez. Viegas sostiene que “la sinfonía séptima es más exuberante, pero la cuarta es más difícil” -por ese motivo, cuenta, el primer ensayo estuvo dedicado a tocar la séptima, como para “empezar a calentar” y dejó reservada en un segundo orden la preparación de la cuarta, que “es mucho más difícil técnicamente”-.

“Para el público este programa es una maravilla ya que contiene dos músicas espectaculares”, dice el director.

“La sinfonía cuarta (1806) viene precedida por la Heroica, una obra colosal, magistral, moderna para su tiempo. Está escrita en una forma clásica: un primer movimiento con resolución lenta, después la parte rápida, luego un adagio, el minueto con pocas variaciones y un final brillante. Esos elementos llevan a concebirla como una pieza tradicionalmente clásica, pero para mí no es así. Es una obra muy dramática, tiene notorios cambios de armonías, por su dificultad técnica está diciendo que es una sinfonía muy dramática, más bien romántica, pero vestida con un atuendo clásico”, argumenta Silvio Viegas.

El intérprete

El maestro invitado para dirigir la sinfónica local, estudia la partitura de Norma, de Vincenzo Bellini, el 21 de abril en el Gran Teatro del Palacio de las Artes de Bello Horizonte. El diseño y la dirección de escena son el argentino Pablo Maritano, con la dirección musical y la regencia de Viegas. 

Más adelante, el director volverá a Argentina con Lucia di Lammermoor, de Gaetano Donizetti, el 2 de junio en el Teatro Argentino de La Plata, con Viegas en el podio y dirección escénica de Rita Cosentino.

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.