Noticia

Brahms en buenas manos

La Filarmónica de Teplice es una de las más longevas de Europa -formalmente constituida en 1838-. Atesora una sólida tradición musical y realiza unos 40 conciertos anuales.

El 3 de abril de 1897 se apaga la vida de uno de los músicos más amados del siglo XIX, Johannes Brahms. Su obra, inmarcesible, revive con singular interés en las conmemoración que se llevan a cabo en el mundo por el 120 Aniversario del fallecimiento del compositor.

La Orquesta Filarmónica Checa de la ciudad de Teplice encenderá la llama del espíritu Brahms en Córdoba, en una nueva fecha del ciclo de conciertos que organiza la Fundación Pro Arte Córdoba. La función es este sábado 22, a las 21, en el Teatro del Libertador San Martín, avenida Vélez Sársfield 365.

En un afán por sintetizar una vida en un puñado de tiempo, la orquesta Checa interpretará un programa compuesto por tres obras de Brahms, orientado a dos creaciones de la juventud y otra de la madurez del músico, de acuerdo al siguiente orden: Variaciones sobre un tema de Haydn, el Concierto para Piano N. 1, que tiene como solista a Martín Kasik, y la Sinfonía N. 4. Las entradas pueden conseguirse en la venta en la boletería del teatro y en Autoentrada, a los siguientes valores: platea 600, cazuela 400, tertulia 300, paraíso 200.

El maestro Roberto Montenegro, nacido en Uruguay, será el encargado de dirigir este concierto. Montenegro está relacionado con la Orquesta Firlamónica Checa del Norte, como también se la conoce, desde hace 20 años. Recién llegado a la ciudad de San Juan, donde comienza la gira por nuestro país, el maestro atiende el llamado telefónico de Clásica Córdoba, luego de realizar una rueda de prensa en aquella provincia cuyana.

“Dirigí las principales orquesta de la República Checa en importantes festivales que tienen lugar en aquel país, como el Festival de Primavera de Praga, el Festival Smetana, y el Festival Dvorak. La orquesta de Teplice es una de las más orquestas más antiguas de Europa”, repasa el director uruguayo.

“Cuando uno llega a un ensayo prácticamente no tiene que decir mucho; haciendo Dvorak o Smetana estos músicos son inigualables”.

La Filarmónica de Teplice fue dirigida por grandes personalidades de la música de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, como Richard Strauss y Eugène Ysaÿe. “La calidad de las cuerdas es uno de sus rasgos más notables -observa Roberto Montenegro-, tienen una calidad realmente fantástica”.

La ciudad de Teplice tiene un encanto especial, que reside en sus aguas termales. Las termas abrigaron el reposo de músicos como Liszt, Chopin y Beethoven -“en sus frecuentes visitas a Teplice para aprovechar los baños termales, Beethoven compuso las sinfonías número siete y ocho”, comenta Montenegro-.

Profesional de sólida trayectoria, el maestro Roberto Montenegro dirigió la Orquesta Sinfónica de Santa Fe. Su labor fue ampliamente reconocida en la esfera cultural, de ahí que al dejar el cargo fue declarado como director Emérito de la Orquesta Sinfónica Provincial de Santa Fe. “Fui por tres años y me quedé por cinco con esta orquesta”, cuenta Roberto Montenegro.

La Orquesta Filarmónica Checa del Norte, como también se la conoce, comenzó esta gira el lunes pasado en Chile con elogiosos comentarios que anticipan una nueva actuación prevista para el año 2020. En Argentina, la agrupación actuará en San Juan, Córdoba y Rosario, para terminar en Buenos Aires. Entre los compromisos que la esperan en su tierra natal, está la participación en el Festival Beethoven en la República Checa, un festival que se realiza desde hace 60 años en la ciudad de Teplice.

 

1 Comentario

  1. RMG
    21 abril, 2017 at 1:39 pm — Responder

    EXCELENTE PROGRAMA a disfrutar una velada sin igual.!!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.