Notas

El teatro, también un escenario social

Las tablas del Teatro de Libertador San Martín albergaron acontecimientos no estrictamente ligados al placer de escuchar.

Los sucesos más recordados son banquetes y bailes en homenaje a visitantes ilustres, como el presidente José Figueroa Alcorta, cordobés que, además de la presidencia, ejerció la vicepresidencia y presidió la Corte Suprema de Justicia. Su sucesor, el presidente Roque Saénz Peña, recordado por la ley de voto secreto y obligatorio, también fue agasajado en este escenario. Al igual que José Félix Uriburu, presidente de facto, que en septiembre de 1930 derrocó al electo Hipólito Yrigoyen. El presidente Agustín Pedro Justo, sospechado de fraude y que administró las consecuencias de la Crisis del ‘ 30, también disfrutó del privilegio de cenar en el interior de la sala de ópera, que proyectó el italiano Francisco Tamburini.

La platea del teatro está montada sobre un mecanismo que permite su elevación a la altura del escenario. Al quitar las butacas del patio de plateas, se forma un solo plano de grandes dimensiones. Bellamente decorada por el artista plástico Arturo Nembrini Gonzaga, la sala lucía en estos acontecimientos una decoración extraordinaria, cargada de arreglos florales, banderas y el escudo nacional.

A pocos días del golpe de 1930, el interventor federal en Córdoba, el salteño Carlos Ibarguren, expuso el 15 de ocutubre de ese año los lineamientos generales del nuevo gobierno, en un discurso para todo el país transmitido por radio y con la presencia de público en la sala, según relata César Tcach en La derecha ilustrada: Carlos Ibarguren, Nimio de Anquín y Lisandro Novillo Saravia (Revista Estudios).

El presidente de la Federación Universitaria de Córdoba fue enfático al sostener que la universidad estaba en manos de fascistas y que los problemas del estudiantado estaban en el mismo lugar que en 1918″, cuenta el Tcach en la obra citada.

En un contrapunto ideológico, «el 15 de junio de 1936, se realizó un imponente acto de conmemoración de la Reforma Universitaria en el teatro Rivera lndarte.

Entre los fastos para conmemorar el 100° Aniversario del nacimiento del general José María Paz, hubo profusión de discursos, una misa en la catedral con Jacinto Ríos como orador principal, un desfile de tropas en la plaza San Martín con la presencia del Bartolomé Mitre en el balcón del Cabildo de la Ciudad y una procesión cívica con graduadas de la escuela normal, autoridades, seguidas de la banda de música, tropas y pueblo en general. El general Paz, que derrotó a Juan Bautista Bustos, el gobernador de la primera Constitución de Córdoba, nació el 9 de septiembre de 1791.

En la misma jornada, «en el teatro Rivera Indarte tuvo lugar, el lunes por la noche, una velada literario-musical pronunciando discursos los señores Del Viso, Rodriguez de la Torre, Santillán Vélez, J. Garzón, y M. Río. Tuvo lugar un baile, el que estuvo muy concurrido y animado», dice La Nación en septiembre de 1891, según el apéndice publicado en la Memorias póstumas del general José María Paz, edición de 1892. Es decir, el mismo año de su inauguración, el teatro levantó la platea.

En 1892, Leopoldo Lugones, nacido en Villa de María del Río Seco, tan crontroversial como polifacético a lo largo de su vida intelectual, leyó en el flamente teatro su poema Los mundos, cuando solamente tiene 18 años de edad. Atraviesa una etapa anticlerical que se acentuará años más tarde cuando dirige el periódico La Montaña y en 1918 es invitado a dar un discurso en el mismo teatro en apoyo al movimiento Reformista.

El mecanismo de la platea también se elevó en 1911 para formar una pista de baile. La «Nota gráfica» de Mundo Argentino del 19 de julio de ese año no tiene desperdicio: «Con éxito brillante se realizó en la noche del 12, en el Teatro Rivera Indarte, el baile patrocinado por la Sociedad Pro-Patria, que dirige la señorita Domitila Usandiva. El primer coliseo de Córdoba se hallaba espléndidamente ataviado; la concurrencia fue numerosa y selecta, y el festival resultó un acontecimiento social, en el que triunfó una vez más la belleza y la exquisita distinción de las damas de Córdoba».

El 31 de marzo de 1918, recuerda Felipe Pigna en Los mitos de la historia argentina, el mitin del Comité Pro Reforma Universitaria, realizado en el coliseo, declaró la huelga estudiantil. El teatro fue ese día la caja de resonancia del grito de emancipación espiritual de la juventud cordobesa.

En la misma sala se proclamó la candidatura de Enrique Martínez Paz, para la elección de rector de la universidad, candidato de los reformista. Allí también brindó un encendido discurso el diputado Alfredo Palacios, primer diputado socialista de América, en apoyo del movimiento de la Reforma. Cuentan las crónicas que la sala estuvo colmada y que Palacios dio un segundo discurso a la juventud que lo vitoraba frente al teatro.

«Una tarde memorable, congregó en el Teatro Rivera Indarte la asamblea que sancionó ruidosamente la fundación del Ateneo. Núcleo valioso, descollante en la política, la cátedra y las artes, prestigió la idea, y a poco que sus componentes merecían el concepto de «liberales» con que los motejaba el sentimiento religioso de la población», reseña Emilio Barriola en el artículo que dedica al poeta cordobés Martín Goycoechea Menéndez, en el número 129 de la revista Nosotros, febrero de 1920.

La investigadora Marina Pianca, en su trabajo El teatro de nuestra América: un proyecto continental. 1959-1989, recuerda el escandaloso resultado del Segundo Festival de Teatros de Argentina, organizado en Córdoba en 1968. La ira de la platea estalló cuando se dieron a conocer los elencos ganadores del encuentro, entonces «se promovió un tumulto en el entonces Teatro Rivera Indarte que motivó la intervención policial y la detención de varios actores».

Hasta aquí, algunos episidios de la historia contada en la vida del coliseo, que este 26 de abril cumple 130 años de historia. Otros episodios se guardan en secreto entre bambalinas, pasillos y salones nobles.

Sergio Chalub

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.