NotasNoticia

El trío (no tan) mentado

Una literatura poco frecuentada, una combinación inusual de instrumentos y tres intérpretes de sólida trayectoria.

.

Según cuenta la historia, Wolfgang Amadeus Mozart alumbró el trío «Kegelstatt» en 1786 mientras practicaba el juego de derribar bolos de madera colocados en el suelo. La obra está considerada como la primera composición para clarinete, viola y piano, un ensamble instrumental poco frecuente, al que con bastante posterioridad siguieron otras piezas cardinales que alcanzaron notable popularidad de Robert Schumann, “Cuento de hadas”, de Max Bruch, “Ocho piezas para clarinete, viola y piano”.

Alliance Ensamble presentará el sábado 16 (noviembre) un programa integral para viola y violín, clarinete y piano, en Pierrot Lunaire, casa de conciertos que la música de cámara ha tomado como propia en el medio local. El concierto tiene algo de novedoso, ya que no es frecuente escuchar este tipo de tríos con un programa que ofrece desde la fundacional pieza compuesta por Mozart hasta dos atractivas obras compuestas en el siglo XX, que compendian una variada gama de sonoridades.

El trío está integrado por Gisele Tobares, en piano, Leandro Frana, en clarinete, y Nerina Alvarez, en viola y violín, solistas que a la vez desarrollan su actividad profesional en diferentes cuerpos estables en Córdoba.

La música comienza con el célebre “Trío Kegelstatt” de Mozart. Como obra inicial, refleja las potencialidades del trío en un diálogo transparente, ajustado a la maestría de su compositor para unir las tres voces en una trama bella y sencilla.

El repertorio continúa con “Serenata para tres”, una obra del estadounidense Peter Schickele, compositor con mucho sentido del humor y diestro en la  provocación. Schickele es el creador del personaje “P. D. Q. Bach”, un compositor ficticio, el “único hijo olvidado” de la familia Bach. En sus tres movimientos, la serenata festeja la música del folklore de Estados Unidos, el jazz y el rock. La obra es de 1982.

La tercera y última parte del programa retoma la calma luego de un cierre frenético, y apunta a un lenguaje tonal más sencillo, claro y muy lírico, con el “Trío para  violín, clarinete y piano”, del italiano Gian Carlo Menotti. Esta última obra fue escrita para el Trío Verdehr, el eminente grupo dedicado a la interpretación del repertorio para clarinete violín y piano. La obra fue estrenada en 1996.

“El nuestro es un trío inusual que nació con la intensión de tocar obras originales para esta formación, también arreglos de folklore y tango. Nos gusta la versatilidad y las posibilidades de tocar con distintos instrumentos, ya que intercambiamos clarinete con clarinete bajo y violín con viola”, comenta Leandro Frana.

“Como todo lo que Mozart escribió, dice Gisele Tobares, su obra tiene un alto grado de exigencia, demanda una interacción muy eficaz por parte del trío de lo contrario cualquier traspié queda en evidencia”.

En tanto, Nerina Alvarez cuenta: “La obra de Schickele representa distintas sonoridades de Estados Unidos, con el violín se acerca a los ritmos folklóricos, el clarinete se identifica con los ritmos del jazz y en el final el piano le imprime alguna familiaridad con los orígenes del rock, mientras que la obra de Menotti está asociada al lenguaje de la música contemporánea”.

Agenda

Sábado 16, a las 21.30, en Pierrot Lunaire, Entre Ríos 420. Alliance Ensamble presenta “Mozart Kegelstatt”, que incluye obras de Wolfgang Amadeus Mozart, Gian Carlo Menotti y Peter Schickele. La entrada general es de 250 pesos.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.