Noticia

La esfera sinfónica de Rodolfo Mederos

El solista Pablo Jaurena será acompañado por la Banda Sinfónica de la Provincia en una obra del creador de Generación Cero. Un atractivo programa dedicado a compositores argentinos. / Foto Sergio Chalub

La Banda Sinfónica de la Provincia incluye la obra Tres movimientos porteños, escrita por Rodolfo Mederos y revisada por el músico cordobés Néstor Alderete,  en el programa del concierto de este sábado 18, a las 11.30, en el Teatro del Libertador San Martín, avenida Vélez Sársfield 365. La dirección general es de Hadrian Avila Arzuza.

En esta oportunidad, la banda sinfónica acompañará al notable solista de bandoneón Pablo Jaurena, uno de los máximos exponentes de la nueva generación de artistas de tango. Músico prominente, sus cualidades como bandoneonista, compositor y director se destacan dentro del universo del tango. Nace el 10 de mayo de 1981, en Río Tercero. Dirige la Orquesta Típica Ciriaco, es primer bandoneón en la Orquesta Provincial de Música Ciudadana, y conduce la Orquesta de Tango de la Red de Escuelas de Música de Medellín.

El programa completo incluye: Sampati y Jatayu volando hacia el sol, de Gerardo Dirie; Tres movimientos porteños, de Mederos -solista de bandoneón Pablo Jaurena-; La escueta, de Noelia Escalzo; Los Andes, de Adriana Figueroa -solista de saxo Guillermo Rebosolán-; Rapsodia ciudadana, de Adriana Figueroa; y Camino a la peña, de Cristian Axt.

De esta manera, comienza el ciclo de funciones matinales con el propósito de “abrir la oferta de conciertos a nuevos públicos y consolidar el espacio”, según comenta Hadrian Avila Arzuza. Las entradas se retiran en la boletería del teatro a partir del jueves 16. El concierto se repite el domingo 19, pero a las 20.

“En algún punto el arte debe irritar y provocar sospechas. El arte es auténtico cuando no es complaciente”, Rodolfo Mederos

Excelente bandoneonista, talentoso arreglados, compositor original, polémico. Irritante para unos, genial para otros. Rodolfo Mederos pertenece a una estirpe de músicos que se atrevió a ir y venir de un lado a otro de los límites soberanos del tango. Nace el 25 de marzo de 1940.

En Córdoba, Mederos estudia biología y toca en el Octeto Guardia Nueva -agrupación que forma junto a músicos de la sinfónica provincial-. Cierta vez, estando de guardia durante el servicio militar, abandona su puesto de control y sale en dirección a la desaparecida radio LV 2 al encuentro con Astor Piazzolla, que está en el estudio de la radio a raíz de una actuación en la capital mediterránea. Piazzolla escucha algo de la música del octeto durante esa entrevista. Cuando toman contacto, el popular bandoneonista dice le aconseja al estudiante: “Dejá la biología para los biólogos; vos sos músicos”.

Siguiendo aquel designio, Mederos ingresa en 1969 a la orquesta de Osvaldo Pugliese. En su cabeza hacen ebullición el contrapunto, la fuga y las armonías disonantes. Su nombre quedará asociado al sonido de Generación Cero, notable agrupación en la que desarrolla todo el caudal creativo, que emparenta el tango con el jazz y el rock; De todas maneras -1977-, Todo hoy -1978-.

 

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.