Noticia

La vuelta de Argerich

El regreso de Martha Argerich a un escenario de Córdoba es prácticamente un hecho, pero todavía no han sido confirmados la fecha, el lugar de actuación, valores y puntos de venta de las ubicaciones. Tampoco se conocen detalles del programa.

Aunque circulan algunos rumores, preferimos esperar unos días para publicar información fehaciente acerca de este esperado concierto.

Todas las dudas serán evacuadas la semana próxima, en una conferencia de prensa encabezada por la presidenta de la Fundación Pro Arte Córdoba, Marina Stivel, la presidenta de la Agencia Córdoba Cultura, Nora Esther Bedano, y el presidente de Banco de Córdoba, Daniel Tillard.

La última vez que Argerich actuó en Córdoba sucedió en septiembre de 2004, en el Teatro del Libertador San Martín, junto a la Orquesta Sinfónica de Córdoba que dirigió Darío Ntaca. Aquella actuación fue patrocinada por la Fundación Pro Arte Córdoba, asociación que celebraba sus 25 años de labor en la cultura.

Inteligencia y carácter
Martha Argerich nació en 1941 en Buenos Aires. En 1952, a los once años de edad, la pianista debutó en el Teatro Colón acompañada por la Sinfónica de Buenos Aires con dirección del maestro Washignton Castro, quien más tarde fue uno de los directores estables de la Orquesta Sinfónica de Córdoba (1964).

Tiempo antes, a los ocho años de edad había tocado obras de Mozart, Beethoven y Bach con la Orquesta de Radio El Mundo, dirigida por Vicenzo Scaramuzza, maestro de Daniel Barenboim y de Bruno Gelber, con quien Argerich comenzó a tomar a clases de piano.

En 1954 y con la ayuda de la presidencia de Juan Domingo Perón, la pianista fijó residencia en Viena para seguir perfeccionando su desbordante talento con el maestro Friedrich Gulda, a quien se considera fue su principal referente.

En 1960 grabó su primer disco en Deutsche Grammophon, el sello que está celebrando sus 120 años de trayectoria.

Cargó sus cosas y su futuro y se mudó a New York. Tras una pausa que duró unos años, sin conciertos, tuvo un regreso a todas luces en 1965 cuando ganó el Concurso Internacional Chopin. El pianista belga, Stefan Askenase, uno de los máximos intérpretes de Chopin en el mundo, ayudó a la intérprete argentina a retomar su carrera internacional; lo que así acontecerá hasta nuestros días.

En 2015, la Real Sociedad Filarmónica de Londres (en inglés Royal Philharmonic Society) distinguió a  Martha Argerich con uno de los más importantes reconocimientos internacionales, su Medalla de Oro. “La maestría técnica y el arte apasionado hacen de ella una de las pianistas más atractivas y expresivas, y sus extraordinarias actuaciones en directo son un tour de force musical e intelectual”, destacó la sociedad que desde 1870 entrega el importante reconocimiento.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.