Cita DirectaNotas

Un cuerpo profesional en lo artístico y comprometido en lo social


.
El maestro Pablo Almada transita sus primeros días como director de la Banda Sinfónica Municipal / Foto Clásica Córdoba
.

Un organismo que sostenga un ritmo de trabajo basado en, al menos, dos conciertos con repertorios diferentes por mes, apuntalar el perfil profesional y fortalecer el carácter social del organismo, están entre los objetivos fundamentales que Pablo Almada defiende para su gestión como director titular de la Banda Sinfónica Municipal de Córdoba.

Acrecentar el repertorio con obras originales o transcripciones. Buscar la excelencia. Procurar incluso que la banda trascienda los límites de la ciudad, en la medida de las posibilidades que los avatares de la gestión pública de los cuerpos artísticos lo permita, son otras de las metas que el flamante director espera conseguir para este cuerpo estable.


Aunque quizá la banda no tenga el protagonismo de otros elencos estables tanto del orden municipal como provincial, el organismos tiene un importante papel en el medio como instrumento de difusión artística, son frecuentes sus presentaciones en escuelas y escenarios barriales.

“En Córdoba hay otros organismos similares, como la Orquesta de Vientos del Conservatorio Félix Tomás Garzón, la Banda Sinfónica de la Provincia, ensambles de viento, y también muchos programas sociales que están haciendo un muy buen trabajo en la familia de los vientos, la misma Academia de Música Municipal tiene dos niveles de música para banda, entonces, en este contexto creo que la banda tiene que ser un organismo con capacidad de adaptarse a sus distintos públicos y con un nivel profesional”, remarca Pablo Almada.

Para el director artístico, el público de la banda es muy amplio, razón por a cual la banda tiene que nutrirse de una variedad de repertorios para llegar a los distintos públicos. Independientemente del perfil del auditorio, “tiene que primar el profesionalismo en lo didáctico y en lo pedagógico, a la vez ser un organismo promotor de nuevas vocaciones musicales”, sostiene Almada.

Desde una mirada en perspectiva, el director de la Banda Sinfónica Municipal, el director expresa: “Imagino a la banda como un organismo con una coloratura propia, una muy buena sonoridad, con conciertos bien trabajados».

«Mi deseo es ayudar al organismo a crecer con diferentes temáticas y coloraturas, y un organismo con miembros comprometidos con su responsabilidad social en la difusión cultural”, concluye Pablo Almada.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.