Noticia

Un regreso esperado

 

Leandro di Pasquantonio, solista de piano. Daniel Mazza en la dirección / Foto Sergio Chalub

A los inconvenientes de organización interna que viene arrastrando, pero que no detienen su marcha, se sumó la postergación del concierto por el paro de transporte que la semana pasada descolocó a todos, incluso a los huelguistas.

La Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Córdoba está en un franco crecimiento. Su espíritu de cuerpo está templado en la adversidad, por eso mismo es fuerte y da lo mejor de sí con ánimo de superación.

El pasado jueves 15, en el regreso al escenario de la Sala de las Américas, que es como su casa, la orquesta hizo que el público se sintiera cómodo y que disfrutara de una elocuente sección de música coral, con arias de óperas célebres, en las que participaron los coros de la Facultad de Lenguas -dirige Matías Saccone-, Ciencias Exactas, Físicas y Naturales -dirige Cecilia Croce-, y el Estudio Coral de Fusas -Martín Vega-.

En otro pasaje del programa, se escuchó una magnífica Pieza de Concierto op. 92, de Robert Schumann, con la actuación del solista Leandro di Pasquantonio. Una composición que la orquesta, conducida por Daniel Mazza, resolvió con sabiduría.

Como en cada una de las presentaciones en público, el repertorio incluyó obras de compositores avanzados de la Escuela de Música de la UNC. En este caso, la hoja de ruta musical presentó Tres piezas para orquesta, de Eduardo Valdés, Esteban Costilla Rossi y Luis Tañez.

Antes de comenzar el concierto, uno de los miembros del conjunto hizo conocer las peticiones que los músicos vienen señalando a las autoridades universitarias.

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.