NotasNoticia

Una finta a la distancia

Un dúo instrumental y un sexteto vocal inscriben sus nombres en los discos que se publican en este complejo tiempo presente.

El dúo de clarinete y guitarra formado por Nicolás Mazza y Fede Díaz acaba de terminar Encuentro 1, un disco compuesto por cuatro piezas nacidas en cada una de las vueltas de Díaz a su tierra natal, Argentina, entre los años 2014 y 2019. El músico está radicado en México.

Las cuatro partes que componen el disco fueron grabadas en forma hogareña, por lo que están impregnadas de la espontaneidad, frescura y cercanía de lo propio.

En este ida y vuelta hay acompañamiento en los solos y fluidez en los diálogos. La claridad del horizonte llano, la abundancia de la sierra y la complejidad de ambientes urbanos coexisten en los cuatro episodios musicales del disco, que se lanza el próximo viernes 2 de octubre por Spotify.

En términos formales, el trabajo podría entenderse como música de jazz, quizá suene familiar a música académica de cámara, esencialmente, se trata de música argentina enriquecida, si se quiere, por un poco de todo aquello y mucho más.

El trabajo fue editado en Ciudad de México por Juan García para Last Jerónimo Music Studios, sello del músico y productor mexicano Jerónimo González García, quien comenzó en la música clásica también cultivó el folklore de México, el jazz y ritmos urbanos. Esa pluralidad de lenguas está reflejada en las propuestas musicales del sello. El arte de tapa lleva la firma del artista plástico Mateo Bruno, de Córdoba.

«Es música argentina, de raíz folclórica latinoamericana, con la influencia formal del jazz donde la improvisación es parte estructural del discurso y tiene que ver con nuestros recorridos musicales, estas músicas que componemos con Fede luego se interpretan en distintos formatos, sinfónicos, ensambles», comenta el saxofonista, compositor y arreglador musical, Nicolás Mazza.

Forma vocal

El grupo vocal Cuchicheros, del que dábamos cuenta en el inicio del disco Confines – versiones a la distancia, presenta este viernes 25 la tercer pieza del material, una versión de Los pájaros perdidos, poema de Mario Trejo que alcanzó popularidad a través de la música de Astor Piazzolla. La obra también estará disponible en Spotify.

Es importante señalar que esta es la versión del maestro Hugo de la Vega, notable arreglador de la música foklórica llevada al plano vocal. El material fue enteramente producido en remoto entre Córdoba, Río Cuarto, Río Tercero y La Plata.

Matias Tomasetto es el percusionista invitado. En esta oportunidad, el sexteto vocal incluyó un acompañamiento coreográfico por los bailarines Hugo Ingignoli, Sebastián Roux, Sofía Pereda y Eliana Gómez.

El grupo Cuchicheros está formado por María Carranza, Noelia Reartes, Melisa Alvarez, Mauricio Martínez, Gabriel Campos Amaya y Juan Manuel Brarda, este último, además es el director artístico del Coro Polifónico Delfino Quirici.

El sexteto nació para interpretar los arreglos musicales que el maestro Hugo de la Vega hizo sobre piezas de Gustavo Cuchi Leguizamón, pero con el tiempo el repertorio se expandió a otros compositores y arregladores argentinos y latinoamericanos. La tarea continúa y va dejando su huella.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.